-->

Consejos para un Buen Cuidado Dental

Hay una conexión entre las enfermedades bucales y otras patologías, como las enfermedades cardiovasculares. Cuidarse bien la boca es una buena inversión en salud para el futuro.

Es importante eliminar la placa bacteriana de encías y dientes a diario. Sino, se adhiere a los dientes y causa inflamación de encías (llamada gingivitis) y caries. Tanto adultos como niños deben cepillarse los dientes con pasta dental fluorada dos veces al día. A partir de la adolescencia, también se debe limpiar entre los dientes a diario. Puede que, dependiendo de la circunstancias, sus dientes necesite un cuidado especial. Aquí, en nuestra sección de consejos, encontrará más información sobre temas bucales comunes, y consejos para su higiene bucal en particular. 

Consejos de cepillado

1. Sostenga el cepillo en un ángulo de 45º, para que los filamentos lleguen bien a la línea de la encía. Cepille aplicando una ligera presión, con movimientos pequeños.

2. Cepíllese las caras exteriores, las interiores y la superficie masticatoria de cada diente, con un cepillo dental y pasta dental fluorada, dos veces al día, durante un mínimo de dos minutos.

3. Después del cepillado, enjuague con un poco de agua, haciendo pasar el agua con la espuma de la pasta unos 30 segundos entre los dientes. Escupa el agua, pero no vuelva a enjuagar, ya que se debe mantener el flúor en la boca para aprovechar al máximo su efecto preventivo.

Consejos de cepillado para niños

Establecer buenos hábitos de higiene bucal a una edad temprana es un primer paso hacia unos dientes sanos toda la vida. Se debe comenzar a usar el cepillo dental ya cuando emerge el primer diente. A partir de los dos años, use una pequeña cantidad de pasta dental fluorada, igual al tamaño de la uña del dedo meñique del niño/niña.

Cepillarse entre los dientes

¿Sabía que el cepillo dental sólo accede al 60% de las superficies dentales? Donde no llega es a las zonas entre los dientes. Asegúrese de limpiarse también entre los dientes a diario.

Hay diferentes maneras de limpiarse entre los dientes, dependiendo del tamaño de los espacios interdentales, y de sus preferencias personales. El método más eficaz es de usar un cepillo interdental. La Seda dental puede ser una alternativa eficaz cuando los espacios interdentales son muy estrechos. Normalmente, la seda dental es la primera opción al iniciarse en el hábito de la higiene interdental en la adolescencia (o incluso antes, si ha sido recomendado por un dentista).

Políticas de Tratamiento de Bases de Datos