Odontología Infantil

La odontopediatría se encarga del tratamiento odontológico en niños. El profesional realiza la detección de anomalías dentarias y maxilares, para su tratamiento preventivo y curativo además de tener los elementos y el carisma suficiente para el manejo de los niños; y centra su atención en la conservación de los dientes de leche para evitar el empeoramiento de las lesiones o el retiro de los dientes anticipado porque ello repercutirá en la salud y formación de los sucesores dientes permanentes.

La dentición temporal o dientes primarios o “de leche” son los primeros que aparecen en la boca del bebé a los 6 meses aproximadamente y se completan a los 2 años.

Estos dientes deben cumplir funciones como la masticación, fonación, y son una guía para el crecimiento maxilar, debiendo mantener los espacios para los dientes permanentes, de lo contrario éstos son afectados en su desarrollo y posición.

 

Por ello, es importante el tratamiento en estos dientes primarios en beneficio de su dentición futura.

Sellantes de fotocurado

Las fosas y fisuras son las pequeñas cavidades y surcos que existen en la cara de la masticación de las molares. Se ha demostrado que durante el cepillado, las cerdas no llegan a barrer la placa bacteriana del fondo de estos surcos.

El uso de sellantes en fosas y fisuras ha mostrado ser un método eficaz en la prevención de caries durante las recientes décadas.

 

Consiste en la colocación de los “sellantes” (resinas fluidas) en los surcos, lo cual impide la retención de la placa bacteriana en las fisuras, y por lo tanto, evita las caries.

Tratamiento de Caries en Niños

En la actualidad existen tratamientos por caries en los dientes posteriores de los niños que van desde resinas o coronas de acero cementadas a mismo diente.

 

Y si la destrucción es muy importante y tiene que retirarse el diente, se suele colocar un aparato llamado: "Mantenedor de Espacio Dental" para preservar el espacio antes de la erupción del respectivo permanente o definitivo.

Endodoncia en dientes Temporales o de leche

También llamado tratamientos de conductos. Son procedimientos que consisten en la remoción del nervio de manera total o parcial para colocar un medicamento y posteriormente reconstruir el diente.

Este tratamiento se lleva a cabo cuando la caries ya sea en molares o dientes anteriores es muy extensa y llega al nervio del diente, de no realizarse este tratamiento le podría causar mucho dolor y el diente se podría perder.

 

Se indica realizar con el objetivo de mantener la pieza dentaria en su lugar hasta que caiga de por sí sola, debido a que su extracción prematura traería problemas de mala posición de los permanentes o definitivos.

Políticas de Tratamiento de Bases de Datos