Endodoncia

La endodoncia, o también llamada tratamiento de conductos, o de forma más coloquial “matar el nervio”, es el tratamiento destinado a eliminar y desinfectar el tejido pulpar del diente que está afectado por alguna patología.

El tejido pulpar del diente se encuentra en el interior del diente, y está formado por vasos sanguíneos y tejido nervioso. Cuando las lesiones de los dientes llegan a este tejido, producen un intenso dolor que debe ser tratado de inmediato mediante la endodoncia.

¿Qué puede provocar dolor o infección en el tejido pulpar?

Cuando el diente sufre una lesión, el tejido pulpar que se encuentra en la parte más interna del diente puede verse perjudicado.

Las causas más comunes que pueden dañar el tejido pulpar son:

1. Caries profundas, que han destruido las capas de esmalte y dentina del diente y han logrado llegar a la pulpa dental.

2. Traumatismos, que provocan fracturas del diente y que exponen al exterior el tejido pulpar.

3. Desgastes de los dientes por el bruxismo o roce entre ellos.

4. Grandes reconstrucciones que quedan muy cerca del tejido pulpar e inflaman de forma irreversible el mismo, provocando dolor intenso.

¿Cómo se realiza una endodoncia?

1. Anestesiar de manera tópica e infiltrativa la zona del diente a tratar.

2. Eliminación y desinfección de la caries que hay en el diente.

3. Aislamiento del diente a tratar, para que no se contamine con la saliva.

4. Eliminación y limpieza con hipoclorito de sodio de la pulpa cameral.

5. Desinfección e instrumentación de los conductos radiculares, eliminando todo el tejido de pulpa radicular.

6. Limpieza con diferentes soluciones como el hipoclorito de sodio y EDTA.

7. Secado de los conductos con puntas de papel.

8. Relleno de los conductos radiculares con un cemento con base de hidróxido de calcio y puntas de gutapercha

9. Reconstruir el diente temporal con composite dándole la funcionalidad y estética precisa.

10. Rehabilitar el diente con una corona o incrustación, ya que al retirar el tejido pulpar del diente, la cavidad que se crea en el diente es muy grande y el tejido dental que nos queda será muy frágil y tiende a fracturarse con el tiempo. La corona o incrustación hará que el diente alargará la vida útil del diente tratado.

Si tiene caries avanzadas o requiere una valoración, reserve aquí.

Políticas de Tratamiento de Bases de Datos