Es la parte de la odontología que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de la caries dental.

El problema más frecuente tratado en la odontología conservadora es la caries dental. ¿Que es la caries dental, problemas y solución?

Las bacterias van penetrando en el interior del diente, llegando a la dentina, la capa de tejido que se encuentra tras el esmalte. Una vez las bacterias llegan a la dentina, la caries avanza con gran rapidez, y si no es tratada adecuadamente, alcanzan el tejido pulpar, dando lugar a la pulpitis, degenera irreversiblemente en la necrosis o muerte pulpar.

También forma parte de la odontología conservadora la llamada odontología preventiva, con la que se reduce la necesidad de tratamientos dentales a medio y largo plazo mediante sellado de fisuras, obturaciones simples o complejas y endodoncias. En los casos en que la profundidad de la lesión es muy grande, no es suficiente con una obturación (calza), y se procede a realizar una endodoncia.

En D´vent trabajamos con la tecnología más avanzada del mercado y con profesionales especializados y altamente calificados para cuidar tus dientes y salud oral.

Pide tu cita de valoración ya!

Es la parte de la odontología que se dedica a la prevención y tratamiento de los tejidos de sostén o soporte de los dientes, como son el hueso, el ligamento periodontal y las encías.

Encía

  • Es un tejido que se encuentra en el interior de la boca y que cubre los huesos maxilares.
  • Su función es proteger y ayudar a sostener a los dientes en la boca.
  • Si están sanas se caracterizan por tener un color rosáceo y una textura llamada “en piel de naranja”.
  • No sangran espontáneamente o al cepillarnos si gozan de buena salud.

Ligamento periodontal

  • Son una serie de fibras colágenas muy vascularizadas que unen el diente al hueso alveolar.
  • Permite que el diente resista las fuerzas masticatorias y oclusales
  • Transmite las fuerzas oclusales al hueso alveolar.
  • Proporciona sensibilidad al diente.
  • Suministra nutrientes al hueso alveolar, al cemento radicular y a la encía.
  • Interviene en la formación y remodelación del hueso alveolar y el cemento radicular.

Hueso alveolar

  • Forma los alvéolos o cuencas o espacios donde se encuentran y se mantienen alojadas las raíces del diente.
  • Es un hueso muy fino y poroso que permite el paso de vasos sanguíneos, fibras nerviosas y vasos linfáticos del diente al hueso maxilar y viceversa.
  • Cuando la periodontitis afecta a la boca, el hueso alveolar desaparece rápidamente.

Cemento radicular

  • Es un tejido óseo especial que rodea toda la superficie de las raíces de los dientes.
  • Permite fijar el diente al hueso alveolar mediante el ligamento periodontal.
  • Es un tejido de dureza similar al hueso alveolar.
  • Su color es blanco, pero sin el brillo característico del esmalte.

El principal agresor de estos tejidos es la placa bacteriana, un conjunto de bacterias organizadas que se adhieren a la superficie dental y están en estrecho contacto con las encías en su porción más delicada: el punto donde se unen al diente.

Consulte las pricipales afecciones

Gingivitis: Inflamación, irritación y sangrado de encías por causa de placa bacteriana acumulada.

Sarro Dental: Es el depósito sobre los dientes de placas duras producto de la mineralización de la placa bacteriana no retirada.

Periodontitis: Es una etapa más avanzada de la enfermedad de las encías, en la que éstas empiezan a retirarse de los dientes, el hueso se debilita y los dientes se aflojan.

Si tiene complicaciones reserve su cita, atendemos urgencias en todo momento.

[No form id or name provided!]

La endodoncia, o también llamada tratamiento de conductos, o de forma más coloquial “matar el nervio”, es el tratamiento destinado a eliminar y desinfectar el tejido pulpar del diente que está afectado por alguna patología.

El tejido pulpar del diente se encuentra en el interior del diente, y está formado por vasos sanguíneos y tejido nervioso. Cuando las lesiones de los dientes llegan a este tejido, producen un intenso dolor que debe ser tratado de inmediato mediante la endodoncia.

¿Qué puede provocar dolor o infección en el tejido pulpar?

Cuando el diente sufre una lesión, el tejido pulpar que se encuentra en la parte más interna del diente puede verse perjudicado.

Las causas más comunes que pueden dañar el tejido pulpar son:

1. Caries profundas, que han destruido las capas de esmalte y dentina del diente y han logrado llegar a la pulpa dental.

2. Traumatismos, que provocan fracturas del diente y que exponen al exterior el tejido pulpar.

3. Desgastes de los dientes por el bruxismo o roce entre ellos.

4. Grandes reconstrucciones que quedan muy cerca del tejido pulpar e inflaman de forma irreversible el mismo, provocando dolor intenso.

¿Cómo se realiza una endodoncia?

1. Anestesiar de manera tópica e infiltrativa la zona del diente a tratar.

2. Eliminación y desinfección de la caries que hay en el diente.

3. Aislamiento del diente a tratar, para que no se contamine con la saliva.

4. Eliminación y limpieza con hipoclorito de sodio de la pulpa cameral.

5. Desinfección e instrumentación de los conductos radiculares, eliminando todo el tejido de pulpa radicular.

6. Limpieza con diferentes soluciones como el hipoclorito de sodio y EDTA.

7. Secado de los conductos con puntas de papel.

8. Relleno de los conductos radiculares con un cemento con base de hidróxido de calcio y puntas de gutapercha

9. Reconstruir el diente temporal con composite dándole la funcionalidad y estética precisa.

10. Rehabilitar el diente con una corona o incrustación, ya que al retirar el tejido pulpar del diente, la cavidad que se crea en el diente es muy grande y el tejido dental que nos queda será muy frágil y tiende a fracturarse con el tiempo. La corona o incrustación hará que el diente alargará la vida útil del diente tratado.

Si tiene caries avanzadas o requiere una valoración, reserve aquí.

[No form id or name provided!]

La ortodoncia es una especialidad odontológica que estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares, con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, mejorando también la estética facial.

El objetivo de la ortodoncia es la movilidad de los dientes buscando su normalización oclusal (la superficie de masticación), o el desplazamiento de todo el conjunto dentario (arco dentario), sobre todo, para corregir trastornos funcionales de la masticación. La oclusión se basa en las relaciones de contacto que existen entre los dientes de las distintas arcadas (es decir entre los dientes superiores y los inferiores).

El tratamiento correctivo está dirigido principalmente a corregir una maloclusión consolidada. Para este tipo de tratamiento se utilizan principalmente tres tipos de aparatos:

Aparatos Funcionales

Cuando hablamos de aparato funcional nos referimos a una variedad de aparatos removibles diseñados para alterar la posición de los distintos grupos de músculos que influyen sobre la función y la posición de la mandíbula para aumentar su longitud. Por lo general, se recomiendan durante la dentición temporal o la mixta. Son aparatos que en un principio sólo realizan modificaciones funcionales, pero que luego dan lugar a cambios estructurales. Los aparatos funcionales cambian y transforman la dirección e intensidad de las fuerzas musculares y producen desplazamientos dentarios. Los efectos de estos aparatos son la inclinación de los dientes y los cambios en el hueso que soporta los dientes.

Aparatos Removibles

Son los aparatos que el paciente se puede quitar para limpiarlos, pero cuando se los coloca van firmemente sujetos a los dientes. Estos aparatos aplican presiones controladas sobre los dientes que se desean desplazar mediante la acción de elementos mecánicos activos, como resortes, arcos, tornillos, etc. Estas fuerzas son, en su totalidad, artificiales o mecánicas, y actúan directamente desplazando los dientes, sin tener nada en común con las fuerzas creadas por la acción de los músculos, que participan en las funciones de masticación, deglución y fonación entre otras.

Los aparatos removibles, comúnmente conocidos como “placas”, son muy útiles para la expansión de los maxilares, sobre todo del maxilar superior, en especial para la corrección de “mordidas cruzadas” y apiñamiento leve, cuando está indicada la expansión, así como para movimientos dentarios muy específicos.

Aparatos Fijos (Brackets)

Es una ortodoncia formada por la combinación de brackets, elementos metálicos o cerámicos pegados a los dientes y de arcos de metal que los atraviesan. Los aparatos fijos tienen capacidad para desplazar de forma individual todos y cada uno de los dientes en cualquier dirección, lo que no sucede con los demás aparatos.

Estos aparatos se recomiendan en aquellos casos en los que hay malposición dentaria, dientes rotados, para cerrar espacios, y todo tipo de movimientos a la vez.

Reserva tu cita hoy y conoce tu tratamiento personalizado.

[No form id or name provided!]

La ortodoncia invisible se basa en un revolucionario sistema, un aparato de ortodoncia invisible (Invisalign ®) que se presenta como la alternativa actual a los tradicionales brackets y alambres. Es prácticamente indetectable, fácil de usar y cómodo de llevar.

La rehabilitación oral es la parte de la Odontología encargada de la restauración es decir devuelve la función estética y armonía oral mediante prótesis dentales de perdidas de dientes, grandes destrucciones o de solucionar problemas estéticos, siempre buscando una oclusión y función correcta; es la especialidad que combina en forma integral las áreas de prótesis fija, prótesis removible, operatoria, oclusión e Implante dental, que realiza el diagnóstico y plan de tratamiento adecuado al paciente de alta complejidad que requiere recuperar su salud bucal a través de las técnicas más modernas de rehabilitación.

 

Restauración con Resinas

La resina o composite es un material de reparación de dientes que tienen caries o presentan distintas lesiones o leves fracturas. Son resistentes, funcionales y altamente estéticas, debido a que tienen distintas tonalidades para los diferentes colores de dientes, de modo que luego de su aplicación, su apariencia es bastante natural.

No requiere mucho desgaste dentario para su colocación y su uso en dientes posteriores depende de la extensión y profundidad de la restauración, de la mordida del paciente, entre otros factores.

Coronas de Porcelana

 Son estructuras de porcelana a manera de diente y recubren por completo la estructura dentaria restante, donde van cementadas con un material especial. Son altamente estéticas, y con ellas podemos modificar el color y la forma del diente.

Ofrece buena resistencia, durabilidad, estabilidad en el color y mucha naturalidad.

Así mismo, existen coronas de otros materiales estéticos, como también coronas con estructura metálica o con la combinación de ambos.

 

El bruxismo es una enfermedad común por la cual se aprietan y/o rechinan los dientes de manera involuntaria durante el día (bruxismo diurno) y con mayor reiteración durante la noche (bruxismo nocturno).

La férula de descarga, también conocida como férula de desprogramación o de estabilización oclusal, es una placa de resina que se utiliza para el tratamiento del bruxismo (rechinar y apretar los dientes inconscientemente).

Normalmente la placa va colocada en una de las dos arcadas, ya sea la superior o la inferior, por lo que cuando se aprietan los dientes, éstos desgastan la placa de descarga sin sufrir los dientes ningún daño ni desgaste.

Características básicas que debe tener una placa de descarga.

Realizadas con un material duro y rígido, ya que las realizadas con materiales blandos aumentan el bruxismo.

Son individuales. Cada férula se realiza a medida de cada paciente después de haber realizado un estudio detallado de la oclusión según los movimientos mandibulares de cada paciente.

Son gruesas, de unos 3 mm de espesor, lo que nos permite realizar los oportunos cambios en la oclusión dental para evitar las interferencias que pueden provocar el hábito de apretar y rechinar los dientes. Además, el hecho de ser gruesas hace que la musculatura se estire, consiguiendo una relajación de la musculatura masticatoria.

Su superficie es plana, dando así total libertad a los movimientos mandibulares y evitando las interferencias oclusales.

Consulte a nuestros profesionales, reserve su cita de valoración gratis hoy.

[No form id or name provided!]

Cuando escuchas las palabras ‘cirugía oral’ puede que pienses en un hospital, anestesia general y uno o más días de recuperación para este tipo de procedimientos dentales; si este es tu caso, te sorprenderá conocer aquello que considera cirugía oral en odontología. Muchos procedimientos que realizamos en nuestra consulta se consideran procedimientos orales quirúrgicos y los pacientes que los requieren los pueden recibir sin la necesidad de entrar en ninguna lista de espera.

¿Qué son las extracciones dentales?

Las extracciones dentales son tratamientos que se realizan cuando un diente es irrecuperable desde el punto de vista odontológico o su situación en la boca puede ser perjudicial para el resto de la cavidad bucal.

¿Por qué se extraen los dientes?

La extracción de los dientes debe ser la última solución que el odontólogo debe asumir en la odontología. Antes de la extracción de un diente, el profesional de la salud debe agotar toda la batería de tratamientos que tiene a su disposición para salvar y recuperar el diente afectado.

Tenemos que tener presente que la extracción dental conlleva la pérdida irreversible y definitiva del diente, por lo que debemos acudir a nuestro odontólogo de confianza para que haga un correcto diagnóstico del tratamiento.

Los casos más frecuentes que nos encontramos cuando tenemos que realizar una extracción de un diente son:

Dientes con destrucciones muy severas que no pueden ser reconstruidos mediante las actuales técnicas conservadoras.

Restos radiculares de dientes fracturados.

Dientes incluidos o retenidos que no pueden erupcionar o que su erupción supone un daño en los dientes de alrededor.

Dientes que presentan infecciones recurrentes instauradas en el hueso.

Dientes que por motivos odontológicos u ortodónticos son perjudiciales para la función de la cavidad oral.

No es necesarios extraer el diente en todo momento, reserve su cita de valoración e inicie su tratamiento personalizado.

[No form id or name provided!]

La implantología dental es la disciplina de la odontología que se ocupa del estudio de los materiales aloplásticos dentro o sobre los huesos de maxilares para dar apoyo a una rehabilitación dental.

Tiene como objetivo sustituir dientes perdidos mediante la colocación quirúrgica de un implante en el hueso maxilar o mandibular.

Los implantes dentales pueden ser de diferentes tamaños, superficies y materiales. Sobre los implantes se diseñan las rehabilitaciones protéticas que van a permitir restituir las funciones masticatorias, fonéticas y estéticas del paciente. La elección del tipo de implante que se pone en los pacientes se realiza en función del diagnóstico, pronóstico y del plan de tratamiento interdisciplinario entre el odontólogo general con un especialista en cirugía, periodoncia o rehabilitador oral.

Actualmente la mayoría de los implantes intraóseos tienen forma de una raíz dental y los materiales para su fabricación emplean materiales altamente biocompatibles como el titanio, que le permite una unión al hueso biologicamente estable denominada Oseointegración.

La odontopediatría se encarga del tratamiento odontológico en niños. El profesional realiza la detección de anomalías dentarias y maxilares, para su tratamiento preventivo y curativo además de tener los elementos y el carisma suficiente para el manejo de los niños; y centra su atención en la conservación de los dientes de leche para evitar el empeoramiento de las lesiones o el retiro de los dientes anticipado porque ello repercutirá en la salud y formación de los sucesores dientes permanentes.

La dentición temporal o dientes primarios o “de leche” son los primeros que aparecen en la boca del bebé a los 6 meses aproximadamente y se completan a los 2 años.

Estos dientes deben cumplir funciones como la masticación, fonación, y son una guía para el crecimiento maxilar, debiendo mantener los espacios para los dientes permanentes, de lo contrario éstos son afectados en su desarrollo y posición.

 

Por ello, es importante el tratamiento en estos dientes primarios en beneficio de su dentición futura.

Sellantes de fotocurado

Las fosas y fisuras son las pequeñas cavidades y surcos que existen en la cara de la masticación de las molares. Se ha demostrado que durante el cepillado, las cerdas no llegan a barrer la placa bacteriana del fondo de estos surcos.

El uso de sellantes en fosas y fisuras ha mostrado ser un método eficaz en la prevención de caries durante las recientes décadas.

 

Consiste en la colocación de los “sellantes” (resinas fluidas) en los surcos, lo cual impide la retención de la placa bacteriana en las fisuras, y por lo tanto, evita las caries.

Tratamiento de Caries en Niños

En la actualidad existen tratamientos por caries en los dientes posteriores de los niños que van desde resinas o coronas de acero cementadas a mismo diente.

 

Y si la destrucción es muy importante y tiene que retirarse el diente, se suele colocar un aparato llamado: "Mantenedor de Espacio Dental" para preservar el espacio antes de la erupción del respectivo permanente o definitivo.

Endodoncia en dientes Temporales o de leche

También llamado tratamientos de conductos. Son procedimientos que consisten en la remoción del nervio de manera total o parcial para colocar un medicamento y posteriormente reconstruir el diente.

Este tratamiento se lleva a cabo cuando la caries ya sea en molares o dientes anteriores es muy extensa y llega al nervio del diente, de no realizarse este tratamiento le podría causar mucho dolor y el diente se podría perder.

 

Se indica realizar con el objetivo de mantener la pieza dentaria en su lugar hasta que caiga de por sí sola, debido a que su extracción prematura traería problemas de mala posición de los permanentes o definitivos.

El blanqueamiento dental permite eliminar algunas tinciones u oscurecimientos debidos a café, tabaco, Coca-Cola, té, vinos tintos, etc…

Mediante este tratamiento conservador y seguro bajo supervisión de tu dentista, es posible lograr unos dientes más blancos y mejorar la estética de tu sonrisa.

Existen dos tipos de procedimiento: blanqueamiento dental con luz led y blanqueamiento casero.

Blanqueamiento dental LED

En el blanqueamiento dental led permite tener los dientes más blancos en tan solo una sesión de 45 minutos. El producto blanqueador es activado por luz y es el mismo del blanqueamiento dental en casa, sólo que en concentraciones mayores.

Así pues el método no puede ser delegado en el paciente para que lo utilice en casa, ya que debe ser aplicado por el odontólogo en el consultorio.

Antes de iniciar un blanqueamiento dental led en nuestro consultorio odontológico, un profesional realiza un examen clínico previo de la salud oral y de los dientes del paciente.

La exploración clínica previa a la utilización de productos blanqueantes, debe efectuarse necesariamente en la clínica dental. (No en un gimnasio, en una peluquería, o en un spa).

Blanqueamiento dental en casa

El blanqueamiento en casa constituye un método en el que el paciente efectúa el tratamiento en casa, bajo el control de su odontólogo. Habitualmente, se utilizan sustancias a base de peróxido de carbamida a diferentes concentraciones, en función del grado de decoloración, del resultado pretendido y de la sensibilidad individual de los dientes.

Las fundas o cubetas termoplásticas realizadas sobre los modelos de yeso se rellenan directamente con el gel blanqueante. Dichos modelos se confeccionan a partir de las impresiones con alginato de los maxilares del paciente. Las cubetas o fundas confeccionadas están provistas de pequeños espacios que actúan como reserva para la cantidad adecuada de gel e impiden que el producto blanqueante entre en contacto con los tejidos gingivales (encía), lo cual provocaría abrasiones bastante dolorosas.

Generalmente se blanquean los dientes anteriores hasta los segundos premolares, aunque en raras ocasiones, el tratamiento se extiende hasta los molares, por ejemplo, cuando el paciente al sonreír, expone decoloraciones más pronunciadas en dirección antero-posterior en más de diez dientes.

Por regla general, al cabo de 2 semanas puede darse por concluido el blanqueamiento dental en casa y el paciente puede disfrutar de unos dientes más blancos y una sonrisa bonita.

Que esperas para iniciar tu blanqueamiento dental, reserva una cita hoy.

[No form id or name provided!]

El sarro

El sarro y sus implicaciones Al sarro dental también se le conoce como cálculo dental o tártaro; es una capa que se forma de restos de alimentos, sales minerales, desechos celulares y millones de bacterias que gradualmente se van adhiriendo a los dientes por falta de una higiene adecuada.

Placa bacteriana

La placa bacteriana esta constituida por masas imperceptibles de gérmenes perjudiciales que se encuentran en la boca y se adhieren a los dientes. Algunos tipos de placa son los que causan las caries. Otros tipos de placa provocan enfermedades en las encías; cuando las encías se ponen rojas, hinchadas o sangrantes son las primeras señales.

Higiene dental con ortodoncia

Cuando se toma la decisión de someterse a un tratamiento de ortodoncia, es necesario tener en cuenta el dinero que esto requerirá, y en algunos casos; más frecuentes en adolescentes, además una preparación psicológica. Los efectos de este tratamiento son notorios en un corto tiempo y además son perennes siempre cuando se siga el tratamiento

El flúor

El flúor es un aliado de la salud dental; es un elemento que encontramos en la naturaleza y en nuestro propio organismo realizando diversas funciones muy importantes, como el fortalecimiento de los dientes.

Higiene dental

La higiene dental evita las enfermedades de las encías y las caries. Además ayuda a combatir el mal aliento. Utilizando las herramientas adecuadas y de la forma correcta. Se deberá tener en cuenta el tiempo que se toma para que sea efectiva

La sonrisa es uno de los factores estéticos más importantes de la persona. Una sonrisa bonita y atractiva ofrece una imagen positiva aumentando su autoestima, además de estimular a sonreír con tranquilidad y naturalidad.

En D’vent, todo cambio estético se realiza de un modo personalizado, coordinando las especialidades y técnicas adecuadas buscando satisfacer las expectativas de cada persona, logrando resultados estéticos espectaculares.

 Incrustaciones Estéticas

Las incrustaciones estéticas son restauraciones de resina o porcelana elaboradas previamente en el laboratorio, que se colocan y cementan en una cavidad preparada en el diente y se usan para reparar dientes posteriores que se han fracturado considerablemente o tienen caries muy extensas que no soportan una simple obturación.

Este tratamiento estético también está indicado cuando se desea el cambio de las obturaciones de amalgama (color plateado), permitiendo a la persona una sonrisa de apariencia más natural.

Restauración con Resinas

La resina o composite es un material de reparación de dientes que tienen caries o presentan distintas lesiones o leves fracturas. Son resistentes, funcionales y altamente estéticas, debido a que tienen distintas tonalidades para los diferentes colores de dientes, de modo que luego de su aplicación, su apariencia es bastante natural.

No requiere mucho desgaste dentario para su colocación y su uso en dientes posteriores depende de la extensión y profundidad de la restauración, de la mordida del paciente, entre otros factores.

Los traumatismos o golpes en los dientes son frecuentes en los niños, tanto pequeños como mayores.

Los niños pequeños, a partir de los 6 meses o 1 año, están aprendiendo a andar y se caen con frecuencia, casi siempre sin ninguna repercusión. Pero a veces se golpean en la boca y en los dientes, con diferentes consecuencias en dichos dientes, que son temporales o de leche hasta alrededor de los 7 años.

Hay quien cambia los dientes a definitivos a los 6 o los 8 años. Dado que el problema es normalmente en los dientes de adelante, los padres y los niños saben si el diente es de leche o definitivo, ya que éstos de mayor tamaño.

Las lesiones en los dientes definitivos y en los temporales o de leche son similares, pero un traumatismo en los temporales es menos grave ya que al tiempo van a ser sustituidos por otros dientes nuevos y definitivos.

En dientes de leche, el impacto produce movilidad, fractura o desprendimiento total del diente (avulsión).

En los dientes permanentes, suelen ocurrir fracturas que deben restaurarse mediante tratamientos que van desde resinas estéticas hasta endodoncias (tratamientos endodónticos) y carillas estéticas, evitando el retiro del diente.

 

Cuando ocurre una fractura o el desprendimiento total del diente (avulsión), es recomendable para los padres o paciente, recoger el fragmento desprendido y colocarlo en un recipiente con  leche o en la propia boca del paciente hasta llevarlo lo más pronto posible al odontólogo, ya que puede haber la posibilidad de reimplantarlo.

A la edad de 2 años y medio se han completado las piezas dentarias temporales o de leche en un niño, edad en que debe ser evaluado para predecir si éste tendría problemas de desórdenes y mal posición de dientes y maxilares y poder ser tratado a tiempo.

Muchas veces son colocados aparatología fija o removibles que corrigen y ayudan a que no se aumente el problema en una etapa posterior.

En la edad infantil, muchos niños tienen malos hábitos como la succión del dedo pulgar, otros interponen la lengua entre los dientes, mantienen el uso del chupo, etc. Esto ocasiona que el maxilar esté adelantado excesivamente.

Su interrupción está dada por el uso de aparatos correctores que evitan que el niño continúe con esos hábitos que traen consecuencias negativas en una edad posterior en lo que refiere a su aspecto, fonación y masticación.

Mantenedores de espacio

Cada uno de los dientes de leche de un niño tiene una edad determinada en que se afloja por sí solo para enseguida caer y cambiar por el sucesor permanente.

 

Sin embargo, cuando son extraídos o se pierden antes de ese tiempo, los dientes que se encuentran por detrás migran hacia la zona libre ocasionando pérdida de espacio para el diente sucesor.Es por ello que suelen salir los dientes torcidos. Con el objetivo de mantener el espacio, confeccionamos un aparato que ocupa el lugar libre para mantener intacto el espacio reservado para el diente sucesor.

Políticas de Tratamiento de Bases de Datos